ūüĒäEntre amigas

Por Bali Club

Est√°s a un episodio de lograr un gran orgasmo

Escucha nuestro podcast y eleva el nivel de sensaciones:

Entre amigas

Hace muchos a√Īos me hab√≠a cuestionado sobre mis gustos sexuales, sobre todo porque aunque disfrutaba el sexo con chicos las mujeres siempre me aparec√≠an atractivas, incluso el porno l√©sbico me excitaba mucho m√°s que el hetero.

Por a√Īos tuve una amiga que despertaba en m√≠ ciertos gustos, me encantaba estar con, ella ten√≠a una tez clara, cabello rubio, ojos color miel y una piel supremamente suave, pero NO, siempre pensaba que era solo mi amiga adem√°s ten√≠a esposo y claramente no me iba a meter en esa relaci√≥n.

Una noche Alejandra me llamó llorando, preguntándome si podía quedarme con ella porque había tenido una fuerte pelea con Manuel, su esposo, y él se había ido de casa esa noche, así que le dije que sí.
Alisté una maleta rápida y tomé un taxi a su hogar, siempre estaba disponible para ella porque era casi como una mejor amiga.

Al entrar a su casa me recibi√≥ con un abrazo y una copa de vino para posteriormente empezar a contarme que hab√≠a pasado, yo ya ten√≠a una idea, Manuel era muy promiscuo y la √ļnica que no quer√≠a darse cuenta era ella. Entre copa y copa se hicieron m√°s o menos la 1:30 de la ma√Īana, est√°bamos bastante ebrias y le dije que era mejor que nos fu√©ramos a dormir.

Ella accedi√≥ y empezamos a arreglar la cama para poder acostarnos, como unos 20 minutos despu√©s de ya estar dormidas empec√© a sentir sus manos por mis senos, era muy extra√Īo que hiciera eso porque nunca antes hab√≠amos tocado el tema; yo simplemente omit√≠ que eso estaba sucediendo.

Pero de un momento a otro se me montó encima y comenzó a besarme, empezó a bajar su mano derecha lentamente hacia mi vagina y con la izquierda apretar mis nalgas, para mí era realmente excitante y me encantaba así que no fui indiferente y comencé a besarla por el pecho y tocar sus nalgas.
Pronto fue quitando mi pijama y fue besando mi pecho, mi abdomen y bajó directamente a mi clítoris, yo solo la miraba y ella me retaba con sus ojos, empezó a lamerlo, a pasar su lengua por toda mi vagina y a frotar mi clítoris con su mano derecha mientras me agarraba un seno con su mano izquierda y lo apretaba.

Realmente lo hacía muy bien además que intentaba alternar el sexo oral con sus dedos dentro de mi vagina; pronto la vi tomar un lubricante con sensación fría del nochero y poco a poco lo fue pasando en mi boca para luego lamerlo lengua con lengua sin parar de masturbarme.

Era una completa locura, pero yo estaba disfrut√°ndolo como nunca antes hab√≠a disfrutado el sexo, justo en ese momento comenz√≥ a decirme cu√°nto me deseaba desde hac√≠a muchos a√Īos, pero que nunca se hab√≠a atrevido a dec√≠rmelo, y cuando le cont√© que yo tambi√©n sent√≠a lo mismo fue como si una ola de √©xtasis nos invadiera ambas.

Ella había comprado un juguete que se llamaba vengámonos juntas, era perfecto para satisfacernos ambas al mismo tiempo, una parte la introdujo en su vagina y la otra en la mía, entre más ella se moviera más yo iba a sentir placer y viceversa.

Solo sabía decirle que no parara, que no se detuviera ni un segundo porque estaba a punto de venirme, pero para mi sorpresa fuimos ambas las que adornamos toda la habitación con nuestro placer.

Luego de todo ese deseo tan intenso nos quedamos dormidas y a la ma√Īana siguiente al despertarnos lo primero que me dijo fue que mor√≠a por volver a intentarlo, nos dimos un beso bastante acalorado, yo ya me ten√≠a que ir, pero claramente si √≠bamos a tener una segunda vez.

Comp√°rtelo
WhatsApp
Twitter

2 Me gusta

Deja una respuesta

ENVIA TU COMENTARIO

Para poder enviar tu comentario debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui:

ENVIA TU RELATO

Para poder enviar un relato debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui: