ūüĒäEscapadas de medio tiempo (parte 2)

Por Bali Club

Est√°s a un episodio de lograr un gran orgasmo

Escucha nuestro podcast y eleva el nivel de sensaciones:

https://spotify.link/sqVHHpn6CDb

Escapadas de medio tiempo (Parte 2)

D√≠as despu√©s de nuestro encuentro en aquel lugar pens√© en todo lo que aquella situaci√≥n me hab√≠a hecho sentir y pensar al respecto de mi sexualidad. 

Definitivamente ¬°Yo que hab√≠a hecho estos 30 a√Īos porDios!, nunca me hab√≠a masturbado para alguien, no sab√≠a que era un vibrador y mucho menos conoc√≠a la cantidad de variedad que exist√≠an; todo esto me hizo cuestionar si realmente quer√≠a seguir llevando mi relaci√≥n como antes o si era mejor darle un giro de 360¬į.  

Sentía que había una mujer atrapada dentro de mí que se moría por salir nuevamente así que hable con Sebas sobre aquella noche y realmente él no se sintió nada cómodo, lo peor de todo es que fue su idea y a mí fue a quien le quedó gustando.

Por semanas lo busqu√©, durmiendo siempre intentaba tocarlo y me apartaba o simplemente se hac√≠a el dormido, durante sus ba√Īos trataba de colarme para acompa√Īarlo pero simplemente no quer√≠a y trataba de evitar el tema de todas las maneras posibles, y yo solo ten√≠a la necesidad de volver a aquel lugar desesperadamente pero no quer√≠a ir sin √©l, a la final era mi esposo y no quer√≠a faltarle al respetopero √©l no ced√≠a y mi mente solo quer√≠a una cosa: Sentir aquel placer que nunca antes hab√≠a sentido y esta vez completo y no a medias. 

Una tarde mientras estaba recostada en el sill√≥n de la sala mirando mis redes sociales me encontr√© con un tiktok de una embajadora de Bali, la sex store donde compraba mis prendas √≠ntimas, ¬°Esa chica luc√≠a incre√≠ble con un body, inmediatamente me decid√≠, si Sebastian no iba de nuevo conmigo, entonces ir√≠a sola, no le iba a rogar ni cari√Īo, ni intenci√≥n ni mucho menos ganas de cogerme, no iba a esperar m√°s.

Solicit√© el body por la l√≠nea de WhatsApp y llego s√ļper r√°pido as√≠ que fui alistando todo lo que lucir√≠a esa noche y sobre todo lo que iba a decirle a Sebastian para que no me preguntara nada.

Llam√© a su tel√©fono, estaba en el trabajo: 

Sebastian: ¬ŅHola?
– ¬°Hola amor! te llamo para decirte que voy a salir un rato, me siento un poco abrumada en casa.

Sebastian: Ok… Y los ni√Īos?
РSe los deje a mi mamás así puedes descansar tranquilo, te dejo comida en la cocina.

Sebastian: ¬ŅA qu√© hora llegas?
– No se, m√°s tarde no me esperes despierto.

Sebastian:  Vale, nos vemos, un beso.
– Vale, Bye un beso.

Pronto perfumé mi cuerpo, coloqué mis pendientes y mis zapatos, todo estaba perfecto, así que me monté al carro y salí de casa; estaba muy nerviosa pero decidida.

Me vi entre luces tenues y m√ļsica sensual, con un trago en la mano derecha y mi cuerpo erizado completamente. Mi coraz√≥n estaba agitado y solo ve√≠a pasar chicos y chicas muy hermosos as√≠ que sub√≠ a la segunda planta del lugar y me despoje de mis prendas de vestir, solamente me quede en lencer√≠a y sent√≠a un hormigueo por todas las piernas inigualable.

No pasaron ni dos segundos y sentí una mirada, no podías identificar de dónde venía pero al voltear mi rostro hacia la derecha había una chica, sus ojos puestos directamente en los míos; una tez bastante clara, ojos cafés y cabello largo y abundante. Nunca una chica me había llamado tanto la atención como ella, ¡quería besarla! y ella no me era indiferente al coqueteo.

Estuvimos unos 20 minutos coqueteando y ella se levant√≥ de la silla en la que estaba y me tom√≥ de la mano, no ten√≠amos que decir absolutamente nada para saber que quer√≠amos ambas. Entramos a uno de los cuartos privados del lugar y ella comenz√≥ a darme peque√Īos besos en la comisura de los labios mientras apretaba mis nalgas de una manera bastante fuerte, y yo‚Ķ yo estaba extasiada con eso.

Fue corriendo lentamente la parte delantera de mi body y con sus dedos acarició mis labios vaginales mientras mordía mi boca sutilmente, yo por otra parte apreté sus grandes senos y baje a lamerlos.

¡Me encantaba esta mujer! Me volvía loca esta chica.

De un momento a otro me tir√≥ sobre la cama y quit√≥ por completo mi lencer√≠a, fue bajando por mis pechos, pasando su lengua por todo mi abdomen, llegando  a mi pelvis con besos hasta aterrizar en mi gavina lamiendola lentamente por cada parte de ella. ¬°DIOS! Ni siquiera Sebasti√°n con nuestros 10 a√Īos de casados me hab√≠a hecho sentir as√≠.

Introduciendo sus dedos fue masturbandome rápidamente mientras lamia mi clítoris,(gemidos) yo solo me revolcaba en la cama del placer tan intenso que sentía y ella con la otra mano me retenía, no quería parar y yo tampoco. Se subió a la cama conmigo completamente desnuda y abrió sus piernas acomodando su vagina justo enfrente de la mía, yo tomé su misma posición y empezamos a movernos frotando nuestros labios vaginales.

Ella colocó nuestras frentes juntas y me besó fuerte, me mordía de manera intensa y yo solo sentía que me iba a orinar.

– ¬°Para! ¬°Para! –Chica
 – No d√©jalo fluir, no te preocupes por nada. (chica 2)

Ambas teníamos un squirt al mismo tiempo y yo solo me desplome en cama mientras ella seguía lamiéndome completa y masturbandome, me sentía apenada por eso, nunca me había pasado antes.

– Lo siento. 
– ¬Ņ Por qu√©? (chica 2)
– Creo que me orine. 

Reímos
РEs un squirt y yo también tuve uno, acaso nunca habías tenido uno? (chica 2)

РLa verdad no, siempre pensé que me estaba orinando.

Nos quedamos un rato más acostadas descansando y besándonos, me sentía tan bien con ella, que era un poco peligroso, pero la verdad no me importaba, decidimos decirnos nuestros nombres para buscarnos en redes sociales cuando saliéramos de allí y porqué no… seguir lo que habíamos empezado en aquella habitación.

Pronto se hicieron las 11 de la noche y ya debía regresar a casa, así que salí del lugar lo más pronto posible y mientras iba de camino la busqué en instagram y le envié un mensaje. Pero apenas llegue a la puerta de la casa lo borre, ingrese y subí a mi habitación ya sebastian estaba dormido y yo con la felicidad al maximo solo me acosté a su lado pero pensando en cuando volvería a verla.

Comp√°rtelo
WhatsApp
Twitter

2 Me gusta

Deja una respuesta

ENVIA TU COMENTARIO

Para poder enviar tu comentario debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui:

ENVIA TU RELATO

Para poder enviar un relato debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui: