ūüĒäMi primer trio – Parte 4

Por Bali Club

Est√°s a un episodio de lograr un gran orgasmo

Escucha nuestro podcast y eleva el nivel de sensaciones:

Mi primer trioParte 4

Gabriela se hab√≠a convertido en mi maestra del sexo, ella me hac√≠a sentir muy c√≥moda, a gusto y complacida, era mi gu√≠a y por eso llev√°bamos una relaci√≥n funcional muy divertida porque en el trabajo era yo qui√©n le ense√Īaba todo lo que ella necesitaba saber.

Alguna vez hablamos sobre la posibilidad de a√Īadir un tercero a nuestro juego, le plantee que fuera un hombre y pareci√≥ no tener problema con que as√≠ fuera, ella estaba en esa edad d√≥nde quer√≠a probarlo todo ¬°me encantaba la actitud de esa mujer!   

Cuadré una salida con Manuel y Gabriela, él era uno de los chicos con los que salía y era otro loco por el sexo y pasarla bueno, además intuí que a Gabriela le agradaría tanto por su forma de ser como por su físico: era muy alto, de pelo largo, medio rubio, bien afeitado y además de su misma edad, ambos eran una combinación entre alegría y perversión. El plan era irnos a bailar y ver qué tanto fluían las cosas. Me puse mi vestido favorito: uno verde, ajustado al cuerpo, corto y al cuello, tacones del mismo color y por supuesto que la ropa interior sobraba, Gabriela llegó al bar con sus infaltables converse, un short de jean, medias veladas negras, top y blazer negro, divina como siempre, los presenté y empezamos nuestra noche.

Me encantaba el lugar porque ten√≠a una gran barra rectangular ubicada en todo el centro, adentro de la barra estaban como 10 barman atendiendo mientras la gente bailaba alrededor y disfrutaba de sus tragos y la m√ļsica, todos √©ramos felices all√≠ como si no hubiera un mundo afuera, no hab√≠a preocupaciones, todo era fiesta, coqueteo, baile, risas y mucho alcohol. Bailar era uno de los planes que m√°s amaba, estar entre el rose de los cuerpos, los susurros, que te hablen y hablar al o√≠do, estar muy cerca, percibir el aroma de la otra persona, decirle algo y luego ver su reacci√≥n, tal vez una sonrisa y que la otra persona haga lo mismo, es como estar en un juego de juego de seducci√≥n constante, un juego que me encantaba jugar.

Pedimos tres mojitos y les propuse un juego al que le llam√© ‚ÄúEl Espejo‚ÄĚ y consist√≠a en que imit√°ramos las acciones que hac√≠a el otro, inici√© besando a Manuel entonces Gabriela deb√≠a besarlo despu√©s de m√≠, tom√© un trago y se lo pas√© a Gaby boca a boca, Manuel hizo lo mismo, me puse en frente de Manuel d√°ndole la espalda y empec√© a bailar, mov√≠a mis caderas al ritmo de la m√ļsica mientras √©l me acariciaba los pechos y yo le restregaba el culo, pude sentir que estaba muy animado, sigui√≥ Gaby con su baile y la dejamos en la mitad yo me puse en frente y ella, la bes√© y con mis manos acarici√© la verga de Manuel y el culo de Gabriela, √©l tambi√©n la tocaba por encima de la ropa, ella se volte√≥ y ellos dos se besaron, se notaba la qu√≠mica entre los dos. Me fui a sentar a la barra y pedir otro trago y verlos bailar un momento, se acercaron hasta donde yo estaba y me propusieron irnos para otro lado los tres, nos fuimos.

Tomamos un taxi y le pedimos al conductor que nos llevara al motel m√°s cercano pero eso s√≠ que fuera un buen lugar, mientras √≠bamos de camino empezamos la fiesta en el taxi, Manuel continuo su besuqueo con Gabriela y mientras la atend√≠a a ella con su boca a m√≠ me hac√≠a feliz con sus manos, empez√≥ un delicioso recorrido por mi vagina que ya estaba muy h√ļmeda a Gabriela se le hizo f√°cil sacarle la verga a Manuel y darle una mamada en ese taxi, yo solo esperaba que el conductor no se diera cuenta y nos fuera a bajar del carro‚Ķ llegamos al motel, pedimos habitaci√≥n con Jacuzzi y yo los dej√© continuar lo que hab√≠an empezado, los dos se desnudaron y se metieron a la ducha, les dije que los alcanzaba en un rato, mientras me recost√© a observarlos desde la cama ya que las paredes de la ducha eran de vidrio, ped√≠ una botella de vino para compartir los tres, apagu√© las luces de la habitaci√≥n y encend√≠ unas lamparitas de colores que  estaban alrededor del techo para ponernos en ambiente, me quit√© el vestido y camin√© descalza por la habitaci√≥n hasta el ba√Īo, en el piso estaban las prendas que ellos hab√≠an dejado caer, era tanta la euforia de ese momento que se quitaron la ropa con desespero y la dejaron a su paso, me les un√≠ en la ducha.

Manuel estaba dentro de Gaby, la ten√≠a contra la pared y la estaba penetrando salvajemente, yo lo mord√≠ por detr√°s en su hombro derecho, √©l se abri√≥ paso para que pudi√©ramos ducharnos los tres, el agua estaba tibia y amaba esa sensaci√≥n de sentir el agua recorriendo todo mi cuerpo, Gaby me tom√≥ de la cara con sus manos y nos empezamos a besar, ella baj√≥ su manos por mis hombros, recorri√≥ mis pechos, mi espalda, mis caderas, mis nalgas y termin√≥ frotando mi cl√≠toris, me di la vuelta mientras ella me besaba el cuello y Manu se acerc√≥ para besarme tambi√©n, bes√≥ mis tetas mientras yo lo masturbaba y fui bes√°ndolo y bajando lentamente por torso hasta tener en mi boca su deliciosa verga, Gabriela tambi√©n baj√≥ a acompa√Īarme y disfrutar del placer que sent√≠amos dando un oral, intercambi√°bamos besos y la verga de Manuel en nuestras bocas, me sent√≠a como si fu√©ramos sus esclavas y eso me llenaba de placer, de ah√≠ nos fuimos los tres para la cama, Gabriela se puso en 4 para que Manuel continuara con lo que estaban haciendo en el ba√Īo cuando yo llegu√©, me acost√© frente a ella y mientras me daba un sexo oral delicioso Manuel la clavaba, ella gem√≠a y en nuestros ojos se reflejaba el placer que est√°bamos sintiendo, me acomod√© hasta quedar debajo de Gabriela, cara con cara, ella sigui√≥ en 4. as√≠ Manuel pod√≠a escoger a qui√©n quer√≠a penetrar, un juego delicioso, yo pod√≠a sentir como entraba su verga muy lentamente y luego empujaba dur√≠simo, mientras Gaby y yo ten√≠amos un juego con nuestras lenguas y nuestras tetas.

De ah√≠ pasamos al jacuzzi a relajarnos un poco y tomar un poco de vino, jugamos con la espuma, el agua tibia ellos dos se acostaron el en jacuzzi y yo me puse encima de Manuel, jugu√© a la jinete un buen rato, Manuel me dijo que quer√≠a penetrarme por detr√°s que me sentar√° encima y le diera culito y que yo controlara la velocidad, as√≠ que me puso una muy buena cantidad de lubricante y fui sintiendo como su verga iba entrando en mi culo, ella me ayudaba estimulando mi cl√≠toris con sus manos, estaba muy excitada, sent√≠a llegar mi orgasmo y empec√© a moverme m√°s r√°pido y m√°s r√°pido hasta que ninguno de los dos pudo m√°s y ambos nos vinimos, me qued√© en el agua casi sin alientos y el sent√≥ a Gaby en el borde, lami√≥ su vagina por un largo rato y le empez√≥ a meter los dedos hasta que la hizo venirse y los tres nos quedamos el resto del rato en el jacuzzi descansando y planeando nuestro pr√≥ximo encuentro. 

Comp√°rtelo
WhatsApp
Twitter

2 Me gusta

Deja una respuesta

ENVIA TU COMENTARIO

Para poder enviar tu comentario debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui:

ENVIA TU RELATO

Para poder enviar un relato debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui: