🔊Parte 3 – Juego lésbico

Por Bali Club

Estás a un episodio de lograr un gran orgasmo

Escucha nuestro podcast y eleva el nivel de sensaciones:

Parte 3, sexo lésbico

Llegué a la oficina a trabajar y para mi sorpresa me estaba esperando la misma mujer que había visto la noche anterior al salir a mi encuentro con Juan Esteban, ¿qué era lo peor que podía pasar, ¿qué me hubiera visto? Y ¿qué iba a hacer si fuera así?

La hice pasar y se presentó: su nombre era Gabriela, y era la nueva practicante de la oficina, cursaba ultimo semestre de administración de empresas, una chica muy alta, de largas piernas, cabello negro, largo y rizado, tenía unas cejas muy pobladas y oscuras, ojos grandes, delgada, tenía puesta una falda rosada , converse negros, una básica blanca y chaqueta de jean de flores, me gustó su ropa y era muy mi estilo yo también tenía puesta una falda; había tenido tanto trabajo por esos días que olvidé que esa semana ella iba a llegar, me dijo que el día anterior había tenido su día de inducción y se había quedado porque vio en mi agenda la reunión de la noche y le pareció buena idea apoyarme, pero que se había dado cuenta que yo podía sola con la reunión y no me quiso interrumpir y quiso quedarse a observar, me lo dijo sonriendo y mirándome a los ojos ¿esto era un momento de “tensión sexual” en el trabajo?… pensé, le dije que continuara con su inducción y nos veíamos al final de la jornada.

Salimos juntas y fuimos a tomarnos un café, así nos conocíamos un poco más y en mi mente por supuesto estaba preguntarle por lo que había visto, ella empezó contándome que era nueva en la ciudad y que estaba muy ansiosa por la práctica, que tenía muchas expectativas y ganas de aprender todo lo que yo le pudiera enseñar.

¿Me está coqueteando? ¿Será que es lesbiana? ¿Será que es bisexual? ¿o quiere probar algo conmigo? No estaba nada mal Gabriela, era una chica muy sexy y también era mi momento de lanzar las cartas: Puedo ayudarte en todo lo que necesites aprender, solo házmelo saber y será un placer.

  • El placer será mío, lo dijo sin dejarme de mirar a los ojos.

¿Qué exactamente quisieras aprender?

  • Todo lo que quieres enseñarme, podemos aprender cosas nuevas juntas, y yo también puedo enseñarte muchas cosas.

Era coqueteo, estaba segura.

Llamé al mesero y le pedí dos cocteles, empezamos con una charla más amena, a contar un poco de nuestras vidas, cocteles iban y venían así que decidimos cambiar de lugar, le sugerí que fuéramos a un bar de chicas donde sabía que nos podíamos relajar. El lugar era oscuro y discreto, lleno de luces de neón, paredes con muchos espejos, largos pasillos y era de 3 pisos, lleno de mujeres despampanantes con disfraces de plumas, brillantes y muy coloridos, uno de los mejores sitios de la ciudad donde solo van personas a pasarla bien y no hay límites, en la entrada nos recibieron con otro coctel y mientras llegábamos a nuestra mesa vimos todo tipo de personas: mujeres bailando con los pechos destapados sobre las mesas, (todas las mesas tenían un tubo para bailar) parejas muy escasas de ropa besándose y masturbándose en los pasillos, en la pista todo era obsceno y divertido, besos de 3, sexo oral, todos bailaban mientras sus cuerpos se rosaban unos con otros, en las mesas no había control, todos estaban recibiendo placer y eso era lo que importaba. Ver a toda esa gente tan caliente hizo que me excitara y ella también lo estaba, lo podía ver en su mirada.

Nos sentamos en una mesa que tenía un gran sofá  rojo a disfrutar de la vista y de nuestros cocteles, cruzábamos miradas y sonrisas, de repente llegaron dos mujeres semidesnudas a bailarnos, empezamos a tocarlas y ellas a besarnos, nos fueron quitando un poco de ropa hasta quedar Gabriela sin blusa y yo con la mía desabrochada, las bailarinas también se quitaron sus prendas y quedaron completamente desnudas dando vueltas en los tubos, empezamos a tocarlas, a la que estaba conmigo le besé sus senos, toqué su entrepierna y pude sentir que estaba muy mojada, ¿de verdad estas mujeres disfrutaban estar con nosotros ahí? nos trajeron otros dos cocteles, Gabriela tomó del suyo y me besó para pasarme el trago por la boca, tomé mi copa y se lo eché sobre su pecho y empecé a lamerla y a tocarla, las otras dos chicas empezaron a rosar sus vaginas y a masturbarse en frente nuestro, nosotras empezamos a hacer lo mismo, Gabriela se quitó sus tangas y me quitó las mías y se puso sobre mi y empezó a moverse y a jadear, nunca había hecho eso y se sintió muy bien, sentí su vagina rosando con la mía, estaba muy mojada y el rose me puso a mil, lo hacíamos lento y después rápido, las bailarinas del bar empezaron a hacerse sexo oral, mientras, ella me desabrochó el brasier y me lo quitó, todas las personas que estaban ahí podían vernos y nosotros los veíamos a ellas, eso me ayudó mucho para desinhibirme. Metió sus manos dentro mi falda y se acostó en el sofá y yo me hice encima de su cara y empezó a chuparme, ningún hombre me había dado un sexo oral tan delicioso como el que me estaba haciendo Gabriela, su manera de mover la lengua en mi vagina era sencillamente perfecta, con sus manos apretaba mis nalgas y mientras ella me lamía yo veía como los demás también tenían sexo y me alentaba a perder el control, bajé la mirada para verla a ella, cerraba sus ojos mientras se comía mi coño, lo hacía con muchas ganas, lo podía sentir, abrió los ojos y nos miramos fijamente y yo empecé a mover mis caderas y ella a apretar mis tetas con sus manos, estaba sintiendo venir mi orgasmo pero de repente ella paró, me besó, se paró y nos pusimos a bailar, nuestros cuerpos se rosaban al ritmo de la música, me arrodillé y empecé a lamerla, era mi primera vez, no sé si lo hice bien o mal, solo seguí mi instinto.

Nos fuimos para nuestra mesa, nos vestimos, recogimos nuestras cosas y salimos de ahí, la dejé en su casa y yo me fui para la mía pensando en que mi practicante era muy divertida y era a primera de muchas noches de chicas.

Compártelo
WhatsApp
Twitter

2 Me gusta

Deja una respuesta

ENVIA TU COMENTARIO

Para poder enviar tu comentario debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui:

ENVIA TU RELATO

Para poder enviar un relato debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui: