ūüĒäUn encuentro prohibido

Por Bali Club

Est√°s a un episodio de lograr un gran orgasmo

Escucha nuestro podcast y eleva el nivel de sensaciones:

Un encuentro prohibido

Hac√≠a muchos a√Īos desde que ten√≠a m√°s o menos 15 siempre me hab√≠a parecido atractivo mi primo Daniel, pero nos hab√≠an dicho que deb√≠amos permanecer separados, ya que jug√°bamos juntos todo el tiempo y ten√≠amos actitudes el uno con el otro no de muy primos.

Los a√Īos fueron pasando y ambos fuimos creciendo, sin embargo, siempre que nos encontr√°bamos en alguna fiesta o reuni√≥n familiar se pod√≠a sentir la tensi√≥n sexual en el ambiente. Por mucho tiempo pens√© que solo era mi imaginaci√≥n hiperactiva, pero estaba a punto de descubrir que no era as√≠.

Se acercaba el aniversario n√ļmero 50 de mis abuelos y toda la familia se reuni√≥ en una casa finca para celebrar, incluyendo a Daniel. Todos los t√≠os, primos, sobrinos y nietos est√°bamos en el mismo lugar, claramente era imposible que Daniel y yo no cruz√°ramos palabra durante todo el fin de semana.

Tan pronto coincidimos en la piscina ambos nos colocamos muy nerviosos, las manos no sudaban y la voz se entrecortaba, pero eso no fue impedimento para hablar y contar que hab√≠amos hecho durante todos estos a√Īos que hab√≠an pasado. Mientras hablaba yo solo lo miraba sus ojos y la comisura de sus labios moverse, con cada palabra mi cuerpo aunque no lo mostraba estaba completamente erizada y solo quer√≠a robarle por primera vez un beso. Mi mente me gritaba que no era normal lo que estaba pensando, pero mi cuerpo solo me alentaba cada segundo a hacerlo.

De un momento a otro mientras nadie miraba le robé un pico y él aterrado me quedó mirando fijamente a los ojos, y sus mejillas empezaron a colorearse, me dio mucha risa, pero entendí que era vergonzoso ese momento.

√Čl se asegur√≥ con la mirada de qu√© nadie nos hubiera observado y solo me dijo que ten√≠amos que hablar esa misma noche detr√°s de la casa familiar en una peque√Īa choza, justo al frente del lago de la finca.

Salió corriendo, huyendo de ese momento entre ambos y yo solo me quedé con 1000 preguntas en la cabeza de qué rayos había hecho, pero sobre todo si lo había disfrutado y la verdad es que sí.

Tan pronto cay√≥ la noche me fui caminando a escondidas hasta la choza en la que hab√≠amos quedado encontrarnos y √©l ya estaba all√≠, al mirarme no pens√© que fuera hacer lo que hizo, me imagin√© de todo menos eso, tomo mi rostro y me dio un apasionado beso. ¬°Si todas las ganas reprimidas de a√Īos se resumieron a solo un par de segundos!

Inmediatamente le pregunté qué significaba eso y enseguida respondió que todo el tiempo en el que había querido satisfacer sus ganas y nunca lo había logrado.

No entend√≠a absolutamente nada de lo que pasaba, pero tampoco quer√≠a hacerlo, no quer√≠a da√Īar el momento y menos despu√©s de todo el tiempo que hab√≠a pasado para poder obtenerlo, as√≠ que simplemente tom√© su rostro y segu√≠ bes√°ndolo, √©l con sus manos en mi cadera me atrajo hacia su pecho y empez√≥ a apretar mis nalgas por encima de un diminuto vestido blanco que llevaba ese d√≠a.

Pronto todo fue tomando un tono mucho más sexual y él fue besando mi cuello muy lentamente mientras bajaba las mangas de mi vestido hasta un poco más abajo de mi busto, para así apreciar mis grandes senos y empezar a llenarlos de besos.

Quitó mi sostén y empezó a succionar mis pezones, el deleite que podía sentir era extraordinario y no había pasado mayor cosa.

Poco a poco fue baj√°ndose hasta mis pies y se hinc√≥ justo enfrente de m√≠, mi vestido era de boleros sueltos y √©l mir√°ndome a los ojos fue retirando mi panti completamente, luego me hizo la se√Īal de que colocara mi pie justo encima de un tronco que hab√≠a all√≠ para as√≠ poder experimentar el placer de mi fruta prohibida con todas las ganas.

Restregaba su cara por toda mi vagina y solo se escuchaban mis fluidos pasar por lengua, mientras acariciaba mi clítoris con sus dedos de una manera muy suave y al compás de lo que le hacía a mis labios menores.

Se dio cuenta de que estaba en uno de mis puntos más altos de placer e inmediatamente retiró su camisa mientras yo bajaba sus pantalones para agilizar todo el proceso. Me tomó de las piernas mientras yo sostenía su nuca con mis manos y me subió a una mesa de madera que se encontraba en el lugar. Bajó sus boxers clever hasta un poco más abajo de sus nalgas, yo abrí mis piernas y recogí mi vestido para que él empezara a frotar su gran pene en mis labios vaginales.

Estaba todo mojadito y listo para la acción, así que fue introduciendo muy lentamente mientras ambos íbamos mirando como mi vagina abrazaba su glande.

Poco a poco se introdujo completamente y él tomó mi rostro para tener mucho más de cerca a mi cara de placer y yo lo abracé con mis piernas.

Ufff, la sensación, el calor y el placer que vivía en ese momento creo que nunca más pude experimentarlo, la adrenalina de qué nuestra familia no se diera cuenta y las ganas de explotar y gritarle a todo el mundo el momento tan delicioso que estaba pasando se confrontaban.

√Čl fue d√°ndome muy duro y mis piernas temblaban como nunca antes, nuestras respiraciones se agitaban, el placer se intensificaba y el ritmo no paraba.

De un momento a otro lo sacó de dentro de mí y se vino en el pasto, yo quedé justo con el placer en un suspiro y él se pudo dar cuenta, así que no desaprovechó el momento y empezó a masturbarme con los dedos para yo también lograr el éxtasis.

No podía más y mi placer se evidenció en un gran chorro de squirt.

¬°Que delicia!

Pero como lo bueno no dura tanto vimos una de las luces de la casa encendidas y en menos de 30 segundos ya est√°bamos vestidos y completamente en silencio para que no nos fueran a pillar.

La adrenalina era de otro nivel y nos tocó esperar hasta muy tarde para volver a entrar a casa con el mayor sigilo de todos.

Pero antes de despedirnos en ese momento prometimos no volver a tocar el tema y mucho menos recordarlo, esto solo hab√≠a pasado una √ļnica y √ļltima vez y solo nosotros podr√≠amos saberlo y guardar el secreto.


Comp√°rtelo
WhatsApp
Twitter

2 Me gusta

Deja una respuesta

ENVIA TU COMENTARIO

Para poder enviar tu comentario debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui:

ENVIA TU RELATO

Para poder enviar un relato debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui: