ūüĒäDelicioso pecado

Por Luisa Fernanda Sierra

¬ŅDeseas aumentar la intensidad?

Escucha nuestro podcast y eleva el nivel de sensaciones:

Texto enviado por uno de nuestros suscriptores*

Tengo 24 a√Īos, estoy casada y s√© que lo que hice no est√° bien‚Ķ pero no pod√≠a quedarme con las ganas.

Hace 5 a√Īos atr√°s coincid√≠ con mi crush de secundaria por redes sociales, quien me hab√≠a enviado solicitud y por distra√≠da no hab√≠a aceptado, un d√≠a me puse a revisar y checando sus fotos fue como me di cuenta que era √©l mi amor imposible, Christian, que me lleva 2 a√Īos.

El corazón estaba que latía al 1000 %, acepté su solicitud de amistad y decidí mandarle un mensaje. Comenzamos una conversación y recordamos el pasado, una vida de adolescentes como cualquier otra, me dijo que había cambiado mucho y que me veía preciosa, también me dijo que vive actualmente en otra ciudad y que haciendo cuentas estábamos a 4 horas de distancia, fue entonces cuando le dije:

– ¬ŅCu√°ndo vienes a tu antiguo domicilio a ver a tus abuelitos? Me encantar√≠a verte nuevamente despu√©s de varios a√Īos
y me contestó:


-Ir√© en un par de semanas, te aviso y nos ponemos de acuerdo para vernos, vamos a comer o por un helado ¬ŅC√≥mo vez?
Yo feliz de la vida acepté… por un momento olvidé que tenía novio.
Al d√≠a siguiente me pidi√≥ mi n√ļmero de tel√©fono y d√≠as despu√©s recib√≠ un mensaje de Christian diciendo.

C: -Oye, te puedo contar algo
M: -Sí, dime
C: -Yo s√© que no nos hemos visto desde hace mucho, pero so√Ī√© contigo y pasaron muchas cosas‚Ķ hubo pasi√≥n, est√°bamos en la secundaria, exactamente en una salita muy c√≥moda y hac√≠amos el amor de una manera muy salvaje y me encant√≥. te mov√≠as muy muy bien y me atrever√≠a a decirte que no me gustar√≠a que quedara solo en un sue√Īo, me encantar√≠a probar tu piel, comerte todita.

¬ŅMe atrevo? 

La verdad me dejó sin palabras, pero al leer todo eso que me dijo quedé muy excitada. Yo también quería, pero no me atrevía porque tenía novio y le dije:


M: – ¬ŅChris, si sabes que tengo novio? y √©l me dijo:
C: -Yo tambi√©n tengo novia, ¬Ņpero no los necesitamos para poder quitarnos estas ganas que tenemos uno del otro‚Ķo acaso no te gusto?
M: -No, no, no, para nada, es solo que nunca he fallado en una relación y no sé si me atreva a hacerlo. Siempre me has gustado y después de todo lo que me contaste me excité tanto que mojé mis pantis.


Enseguida me mand√≥ foto de su pack y yo estaba s√ļper extasiada, era una muy rica verga grande, gruesa, super erecta y se le marcaban las venas‚Ķ yo quer√≠a‚Ķ. ¬°Deseaba esa verga en mi boca y en mi vagina!‚Ķ me contuve y no le contest√© nada.


Tiempo después mi novio vio los mensajes y tuve una fuerte pelea, por lo cual opté por eliminarlo y bloquearlo.

Pas√≥ el tiempo y me cas√© con mi novio, actualmente esposo, hace ya a√Īo y medio. Hace 1 mes vino a m√≠ su recuerdo en un sue√Īo, hac√≠amos el amor de la manera en la que √©l me hab√≠a contado, al despertar me di cuenta que nada era real, as√≠ que lo volv√≠ a buscar, los desbloque√© y mand√© solicitud, no pas√≥ ni un minuto cuando ya me hab√≠a aceptado y sucedi√≥.

Le mand√© mensaje y le cont√© que hab√≠a so√Īado con √©l haciendo el amor y que ahora ya no me iba a importar lo que pasar√° que lo deseaba y quer√≠a probar su miel, le confes√© que el ser√≠a la primera persona con la pecar√≠a y el segundo hombre en mi vida.

Casualmente él estaba por estos rumbos cuando le envié mensaje; yo no creo en las casualidades, yo creo que si las cosas pasan es por algo, ya sea para bien o para mal, y que esta vez él era para mío… aunque fuera un ratito.

Una probadita 

√Čl enseguida me contesto:
C: ‚Äď Hola preciosa, claro que s√≠, tenemos pendiente una salida tu y yo. Vine a ver a mis abuelitos y estoy por ac√°, t√ļ dime a d√≥nde paso por ti.
M: ‚Äď ¬ŅTe parece bien el fin de semana? Yo te marco‚Ķ
Y así fue, le dije a mi esposo que saldría con mis amigas ese fin y que no me esperará que llegaría a casa con mi mamá y que lo veía al día siguiente.

Lleg√≥ el d√≠a tan esperado, me prepar√©, me depil√© todita, me puse una lencer√≠a nueva y muy sexy, un top blanco y una minifalda que marcaba mis enormes gl√ļteos para que el los notara m√°s y me perfum√©.

Christian paso por m√≠ una cuadra abajo de la casa de mi mam√°, cuando lo vi super√≥ mis expectativas, ya que la √ļltima vez que lo vi fue hace 12 a√Īos, √©l ten√≠a 14 y yo 12 a√Īos, vest√≠a una camisa blanca ajustada que le marcaba sus m√ļsculos, un pantal√≥n ajustado azul rey, zapatos caf√©s‚Ķ muy propio de lo que era √©l, alto, piel blanca y con esa sonrisa hermosa que me atrajo de desde la primera vez.

Lo salud√© y me sub√≠ a su coche, fuimos a un restaurante de la Cuidad de M√©xico y platicamos nuevamente de c√≥mo nos hab√≠a ido a lo largo de estos a√Īos. Despu√©s de unos tragos empez√≥ a acariciarme los brazos y yo le dije que no era el lugar, entonces respondi√≥:

‚Äď Vamos a un lugar m√°s c√≥modo.

La so√Īada noche 

Me llev√≥ a un hotel 5 estrellas, parec√≠a que estaba so√Īando. Pidi√≥ un vino tinto a la habitaci√≥n y bebimos, me vio fijamente a los ojos y me bes√≥ apasionadamente, al mismo tiempo la ropa nos fue estorbando hasta que quedamos como dios nos trajo al mundo.

Besaba lentamente mi boca, mis peque√Īos pechos, jugaba con su lenga por mis pezones hasta que baj√≥ y lleg√≥ a mi cl√≠toris, me hizo un oral riqu√≠simo provoc√°ndome un orgasmo, despu√©s me puso en cuatro y lami√≥ mi culo, al mismo tiempo su mano frotaba en c√≠rculos mi cl√≠toris en lo que yo me estimulaba mis pezones erectos.

Después de como 20 min, me volvió a voltear boca arriba y fue subiendo hasta que quedamos en un delicioso 69, tenía en mi boca esa rica verga que alguna vez había visto en foto, disfruté tanto ese momento que no aguanté y le pedí que me penetrara y me cogiera fuerte, que me hiciera suya y que me pegara lo más duro posible y me halara del cabello, me gusta ser masoquista le dije.

Oía las nalgadas cada vez más fuertes, en lo que yo le gritaba … ¡Así papi… soy tu puta! ¡Cógeme todita!, ¡Me encanta tu verga! y evidentemente eso lo excitó más y más hasta que terminó dentro de mí, sentía su leche correr por dentro y al terminar él yo logré hacerlo también, con un delicioso squirt….


(Nunca había tenido tantos órganos juntos, o al menos con mi esposo no sentía eso… tal vez me hacía falta probar otras vergas).


Terminamos exhaustos, y se preocupó porque no habíamos usado condón, le dije que tenía un implante subdérmico y se tranquilizó… Por mi parte confié en él, ya que no sé con cuantas más ha estado y el hecho de saber que puede haber una ETS.

Me quedé dormida y después de un rato al despertar ya no estaba, me dejó una notita al lado del teléfono que decía:

‚ÄúGracias por este gran d√≠a, cuando quieras pecar nuevamente estoy a tu merced‚ÄĚ Christian.

Me cambié y me fui a casa de mi mamá…. fui la mujer más feliz del mundo… yo sé que no estuvo bien lo que hice, mi esposo no lo merecía, pero, no me podía quedar con esas ganas y no me arrepiento.

Desde entonces no le he vuelto a escribir, pero yo sé que si se da la oportunidad nuevamente lo veré porque me quedé con ganas de más…

Comp√°rtelo
WhatsApp
Twitter

0 Me gusta

Deja una respuesta

ENVIA TU COMENTARIO

Para poder enviar tu comentario debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui:

ENVIA TU RELATO

Para poder enviar un relato debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui: