¿Juego previo? Lésbico

Por Daniela Mendoza

Por Camilr

Estaba tan caliente ¿Por qué tenía que pasar? Yo estaba relativamente tranquila esperando en la fila para entrar al baño cuando la vi acercarse; ahí estaba Isa, con sus ojos oscuros de mirada profunda y muy expresivos, unos labios gruesos y una sonrisa arrebatadora que me dejaba sin aliento. Venía vestida con una camisa que dejaba ver su abdomen y era evidente que no estaba usando brasier.

Me saludó y nos miramos fijamente mientras esperábamos a qué avanzará la fila, cuando salió una chica borracha tambaleándose y la empujó contra mí…Mmm, sentir el roce de sus senos contra los míos me puso a mil, su pelvis contra la mía, sus manos en mi cadera, su olor me hizo temblar. En parte lo había hecho a propósito, lo sé porque duró un segundo más de lo que debía.
Siempre habíamos sido compañeras de universidad, pero yo era muy tímida e inexperta para plantearme salir con Isa, ella tenía una confianza en sí misma que salía a relucir sin siquiera darse cuenta.

Cuando nos separamos no pude hacer más sino sonrojarme, mirarla y morderme el labio (no lo pude evitar), en mi defensa, ya tenía varios cócteles encima que de repente, hicieron efecto convirtiéndome en una chica que sabe lo que quiere, pues lo que hice a continuación, fue tan inesperado para ella como para mí.

La cogí de las caderas, la puse contra la pared y la besé, la besé casi con furia por no haberlo hecho antes, pase mi lengua por su labio superior, la mordí un poco y llevé mis manos a su cola para acercarla a mí y gimió…ella quería más, quería tenerme más cerca, sentía como pegaba su pelvis a la mía…
Mierda, ya teníamos público a nuestro alrededor y nos interrumpió Caro, mi mejor amiga y fuerte opositora de Isa, que no dijo una palabra sino que se limitó a llevarme a la zona del bar nuevamente. Creo que jamás la había visto tan furiosa.

¿Qué te pasa? ¿Estás loca? Es Isa, solo tiene relaciones de una noche ¿Eso es lo que quieres? Porque tú te puedes enamorar en tres segundos, lo sabes ¿Y luego qué? ¡Joder!
Lo sé, es que ya sabes lo caliente que me pone Caro- dije arrastrando las palabras.
Ya estás demasiado ebria, te pediré un carro.
En ese momento sonó mi celular recibiendo un mensaje que decía: “¿Te llevo y lo terminamos en mi apto?”. Me recorrió una sensación desde mi vientre hasta mi vagina que no hice más sino encenderme🔥🔥😈.

Le dije a Caro que tenía razón, que yo misma lo pediría, así que mientras me hacía la que lo pedía respondí “Te veo en 5 minutos en la entrada”. Caro me quería acompañar pero lo evite y salí como si nada.

Afuera estaba esperándome con su chaqueta de cuero negra ajustada, el casco puesto y el otro en su mano, me lo puso como si llevara años haciéndolo y se montó en su moto, luego me tendió la mano para ayudarme a subir, encendió la moto, le pase mis manos alrededor de su abdomen y la muy descarada antes de avanzar hizo movió su culo contra mi entrepierna.

Continuará…

Compártelo
WhatsApp
Twitter

3 Me gusta

Deja una respuesta

ENVIA TU COMENTARIO

Para poder enviar tu comentario debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui:

ENVIA TU RELATO

Para poder enviar un relato debes estar registrado.

Puedes crear/acceder a tu cuenta aqui: